La isla de Nam

En la floreciente Venecia de los mercaderes y los grandes viajes, dos jóvenes se prometen amor para toda la vida.

Muchos años después, cuando audaces navegantes arribaron a una remota isla, oyeron la historia de amor que aquí se cuenta y que comienza así:

―¡Escuchad, escuchad! Gentes de Nam... Ella contaba cuentos y yo era un mercader en Venecia.

Una pequeña fábula que se lee en un suspiro pero que deja un eco bastante duradero.

A la vieja usanza, como los cuentos que iban de boca en boca y sólo se transmitían de padres a hijos esta historia sobre el amor nos lleva aun mundo de cuento. 

Dice el refrán que "tu mano derecha no sepa lo que hace tu mano izquierda" y esto se podría aplicar a este cuento.

Es tan corto que contar algo sería desvelarlo por completo. Os animo a que lo descubráis, lo saboreéis y os dejéis llevar por la magia de sus palabras.

4 comentarios :

  1. Es un libro que merece la pena leer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encantó este librito, disfruté mucho su lectura =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Muy agradecida por tu comentario.
    Te envío un cordial saludo.

    ResponderEliminar

 
Copyright 2013 Dsdmona .